4 de enero de 2010

Y entonces me alejo así, viéndola asombrada, mientras sonríe. Y soy feliz. Como hace mucho que no lo era...Culpable sólo de esa inscripción, inmensa, que ocupa toda la fachada de su casa. Espléndida, directa, hermosa. Y ahora ya no tengo dudas. No tengo remordimientos, ya no tengo sombras, no tengo pecado, no tengo pasado. Sólo tengo unas ganas enormes de volver a empezar. Y de ser feliz. CONTIGO. Estoy seguro. Sí, es así. ¿Ves?, hasta lo he escrito: tengo ganas de ti.

¿Quieres preguntarme, decirme o comentarme algo?

Contacta conmigo en: iwenttolondonanditrained@gmail.com

Detrás de cada blog hay una gran personita ♥