11 de diciembre de 2010

#4

A mi alrededor sólo hay silencio, oscuridad. Intento buscar ese sonido alegre, pero mi búsqueda fracasa. Una y otra vez. Esa flor que aún yace en el florero deja caer sus pétalos uno tras otros. Ese infierno de vida. Ese desierto que es mi cuarto. No tiene ni olor. Cuando entras lo único que puedes encontrar es un montón de ropa en la silla. En ese bar dónde solía estar, no me encontrarás. Mi sitio está vacío. Aún tiene la forma de mi cuerpo, de cuando solía ir con mis amigas y nos reíamos. Los dedos los tengo fríos. Fríos como ese invierno. Puedo guardarte un hueco en mi corazón por si llueve allá afuera. Esos charcos que están en mitad de la calle y como una niña chica los pisos. Como si por pedir un deseo éste se fuera a cumplir. La guitarra suena, una nota tras otra. Los labios intentan moverse y decir esas palabras que nunca has sido capaz de contar. Ese secreto que guardas en lo más profundo de tu ser. Destruir ese pozo de sueños que tienes. Esa receta, esa medicina, esa forma de curarlo todo y ver el mundo desde otra perspectiva. Escribo y escribo cosas sin sentido pero que todas se vienen a mi mente.  No espero ningún tipo de contestación

¿Quieres preguntarme, decirme o comentarme algo?

Contacta conmigo en: iwenttolondonanditrained@gmail.com

Detrás de cada blog hay una gran personita ♥