4 de junio de 2010

He aprendido que por mucho que me preocupe por los demás, muchos de ellos no se preocuparán por mí. Pero de igual manera, he aprendido que merece la pena. Merece la pena ver florecer una sonrisa, aunque esos labios no pronuncien un "gracias" sincero después.
Porque a veces, hacer felices a los demás, es lo que más felices nos hace.

3 comentarios:

La Sonrisa de MonaLisa dijo...

Sí.Justamente así es la vida, porque al final lo más bonito es darse cuenta de lo feliz que eres por haberle sacado a alguien una sonrisa. :D

Verónica (peke) dijo...

He aprendido que la felicidad es compartida siempre que se hace desde el corazon...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

Princesa dijo...

Si, la vida es así, pero bueno... te das cuenta a la larga p quién tienes que preocuparte y p quien no.

www.estanochesoyunaprincesa.com

¿Quieres preguntarme, decirme o comentarme algo?

Contacta conmigo en: iwenttolondonanditrained@gmail.com

Detrás de cada blog hay una gran personita ♥